Conoce tus derechos laborales



Encuesta


Usted es el visitante

clocks for websitecontadores web

¿Qué es el observatorio?

El Observatorio Laboral de ORMUSA es una herramienta de información y análisis sobre el acontecer laboral y económico de El Salvador, especialmente con temas enfocados en la mujer salvadoreña.

Boletinas

Septiembre/Octubre 2017

  • Sabias que a partir de noviembre habra un incremento en la tasa de cotizacion y por lo tanto, se te descontara mas de tu salario?
Archivo

Noticias Años Anteriores



Este sitio cuenta con el apoyo de BMZ, ICR,pero su contenido es responsabilidad exclusiva de ORMUSA.

Trabajo Decente > Trabajo formal

El mercado laboral: en busca de la equidad de género, mujeres en desventaja en relación con los hombres



El mercado laboral es el ámbito social en el cual los trabajadores y trabajadoras se desempeñan para obtener ingresos fijos, con el objetivo de suplir sus necesidades. Los puestos que se le otorgan a los dos sexos en el ámbito laboral mucha veces está condicionado por los roles que la sociedad asigna, por lo que es necesario evaluar los factores que generan desigualdades de género en la sociedad salvadoreña.

Acceso al empleo remunerado

La primera variable es el acceso al empleo remunerado –trabajo que es compensado en recursos monetarios- que según las cifras, en 2015 la tasa de participación de los hombres era 80.2%, con una diferencia de 0.8% del año 2007 . La tasa de mujeres del 2015 es la misma que la de 2007 con 46.7%. El año que mostro más crecimiento de empleos para el sexo femenino fue el 2013 con un 49.3%. La cantidad de mujeres que laboran no superan el 50%, mientras que en los hombres, solo el 20% en edad de trabajar y que están en busca de empleo no poseen uno.

Distribución del empleo por sectores económicos

El empleo está asignado según el sector primario, secundario y terciario, se distingue que el trabajo en las mujeres se centra en el sector terciario, es decir el sector de servicios que equivale a “comercio, hoteles y restaurantes; industria manufacturera; hogares con servicios domésticos y servicios comunales sociales, y de salud” . En el sector primario se concentra el empleo en los hombres. Este incluye actividades de silvicultura – ocupación en los bosques- , agricultura, ganadería. Además, hay inserción en manufactura, construcción, hoteles, comercio y restaurantes. El sector que más genera empleo para las mujeres es el de servicios y para los hombres prevalece el sector primario-agrícola- sobre el de servicios y manufactura.

Categoría del trabajador o trabajadora

Esta variable hace referencia al cargo laboral que ejerce un trabajador; este puede ser servicio doméstico, trabajador o trabajadora a cuenta propia, asalariado, trabajador/trabajadora familiar no remunerado y patrón o patrona. El porcentaje de hombres que ejercen un cargo de jefe o dirigente fue de 5.6% en 2008, el más alto de 2007 a 2015; para las mujeres es inferior, con 2.6% como el más bajo y 3.2% como el más elevado. El primer porcentaje se registró en 2008 y el último equivale a 2007, 2014 y 2015. Las estadísticas muestran que hay más hombres que mujeres en cargos superiores.

Estabilidad en el empleo

La oportunidad de poseer un trabajo fijo que garantice un salario estable hace referencia a la vulnerabilidad que pueden poseer los empleados a la hora de ejercer su trabajo. Es curioso notar como en el país el rango de estabilidad laboral no supera el 50% tanto en los hombres como en las mujeres. En el 2008 se mostró el porcentaje más alto de parte de las mujeres con 36.4%, muy debajo de la inserción del hombre; que fue de 41.6% en ese año y 42.4% como el más alto registrado en 2014. El hombre aún sigue poseyendo ventaja en el ámbito laboral de acuerdo a las estadísticas revisadas hasta el momento.

Acceso a puestos con toma de decisiones

En cuanto al acceso a puestos con tomas de decisiones, están todos aquellos cargos que dan la posibilidad de diseñar, coordinar, organizar y ejecutar tareas laborales. Las diferencias en esta variable es que en 2013 fue superado por las mujeres con 0.1% más que los hombres, sin embargo, fue el único año de 2007 a 2015 en el cual se dio esta diferencia, ya que este rol se ha asignado socialmente de manera prioritaria a los hombres.

Brechas salarias

El índice más reconocido y contrarrestado es la brecha salarial que existe entre las mujeres y los hombres, donde las desigualdades salariales que afectan a las mujeres son muy visibles, porque la cantidad es muy significativa y no necesariamente es diferenciada por el nivel de estudios ya que las estadísticas apuntan a que aquellas mujeres que poseen entre 4-6 años de estudio son remuneradas con el 77.2% del salario promedio de los hombres, y las que tienen 7-9 años equivale a un 73.9% del salario promedio del sexo masculino. En 2015 el salario promedio de las mujeres era de $272.05 y el de los hombres de $322.0. Las mujeres ganaban sólo el 84.5% del salario que ganan los hombres.

Calidad del empleo

Existen distintos tipos de empleos que determinan la calidad; en El Salvador los más comunes son el subempleo y el empleo informal. El primero se divide en visible (quien trabaja más de 40 horas sin su consentimiento) e invisible (trabajadores que laboran 40 horas o más pero reciben un salario menor al mínimo establecido). El informal es el trabajo que comúnmente es de empresas pequeñas de 5 empleados máximo. En 2012, se registró que un 57.7% de mujeres laboran en este sector, mientras que el porcentaje más alto en los hombre ha sido de 44.3% en el mismo año; la diferencia es de 13.4%. El nivel de subempleo en las mujeres es superior al de los hombres con 36.5% en 2011 siendo el nivel más alto registrado entre 2007 al 2015.

Pobreza entre la población ocupada

Según el documento, Mujer y Mercado Laboral 2016, las tasas de pobreza son menores en todo el período (analizado) entre las mujeres que entre los hombres en condición de ocupación. El gráfico nos muestra que entre el 2012 y 2014 hubo una tendencia a la reducción de la tasa, que se revierte en 2015, año en el que la incidencia de la pobreza es mayor que en 2017, aspecto influido por la sequía de los años 2014 y 2015.

El empleo debe cumplir la función de aportar ingresos suficientes para velar por las necesidades y erradicar la pobreza, sin embargo existe un gran porcentaje de personas que viven en estado precario. La mayor cantidad se concentra en los hombres con un 40.0% como la cifra más alta registrada en 2011. En la mujeres ha sido de 32.3% en el mismo año.

Sindicalización Para garantizar el cumplimiento de los derechos laborales muchos trabajadores y trabajadoras recurren a organizaciones sindicales. 280,772 personas se registraron en 2014 como personas activas en los sindicatos, de estas 56,400 son mujeres. Fuente: Informe Mujer y Mercado Laboral 2016. La Maquila Textil en El Salvador- Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz (ORMUSA).

Indicador de participación de mujeres en sector formal de la economía.

Las unidades económicas empresariales, pueden clasificarse según su pertenencia al sector formal o informal de la economía. El sector informal agrupa unidades productivas con bajos niveles de productividad, debido a que la utilización del capital es relativamente baja, no existen economías de escala, la fuerza de trabajo tiene poca cualificación, los ingresos pueden considerarse de “subsistencia”.

La DIGESTYC define al sector informal como aquel que está compuesto por “asalariados y trabajadores familiares ocupados en establecimientos de menos de cinco trabajadores y trabajadores por cuenta propia y patronos de empresas de menos de cinco trabajadores en ocupaciones no profesionales, técnicos, gerenciales o administrativos” (DIGESTYC, 2008).

Mientras el sector formal está definido como el “segmento del mercado de trabajo compuesto por: asalariados y trabajadores en establecimientos de 5 ó más trabajadores/as; y, trabajadores por cuenta propia y patronos de empresas de cinco o menos trabajadores que desempeñan ocupaciones de tipo profesional, técnico, administrativo y gerencial”). Estas unidades empresariales presentan mayores niveles de productividad, uso de tecnología y mejores condiciones laborales.

Algunas cifras que refuerzan esta clasificación son las referidas a cobertura de seguridad social y la incidencia de la pobreza. En el año 2008, el porcentaje de cobertura del ISSS entre la población ocupada en el sector formal era 76% (hombres: 72%, mujeres: 83%). En cambio en el sector informal la cobertura es mucho menor, solo 9.8% (hombres: 6.7%, mujeres: 12.9%).

El indicador muestra la participación de mujeres y hombres en el sector formal de la economía, señalando la existencia de patrones de inserción diferenciados por género.

Si el indicador tomara un valor de cero significa que no existe un patrón de inserción en el mercado laboral en sectores de baja productividad que esté marcado por el género. Por el contrario si un indicador toma un valor negativo, mostraría que las mujeres en menor proporción que los hombres se insertan en actividades formales de la economía.

En el año 2008, el 44.7% de las mujeres del área urbana insertas en el mercado laboral lo hacían en el sector formal, en cambio el porcentaje para los hombres era 56.9%, lo que implica un diferencial de 12.3.

 

Población ocupada en sectores formal e informal, 2008

 

Población ocupada en sector formal e informal, 2008

 

Leer más


loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance