Conoce tus derechos laborales



Encuesta


Usted es el visitante

clocks for websitecontadores web

¿Qué es el observatorio?

El Observatorio Laboral de ORMUSA es una herramienta de información y análisis sobre el acontecer laboral y económico de El Salvador, especialmente con temas enfocados en la mujer salvadoreña.

Boletinas

Septiembre/Octubre 2017

  • Sabias que a partir de noviembre habra un incremento en la tasa de cotizacion y por lo tanto, se te descontara mas de tu salario?
Archivo

Noticias Años Anteriores



Este sitio cuenta con el apoyo de BMZ, ICR,pero su contenido es responsabilidad exclusiva de ORMUSA.

Mujeres y Empleo > Servicios

Mujeres y empleo, dónde están ubicadas las mujeres en el sector laboral

ORMUSA presentó en 2017 el documento Mujer y Mercado Laboral 2016 Indicadores de Género en el Mercado Laboral y La Maquila textil en El Salvador, del cual se extraen los siguientes datos que nos permiten visualizar la ubicación de las mujeres en el mercado laboral. De acuerdo a esta investigación las mujeres se encuentran concentradas en: el sector comercio, hoteles y restaurantes; industria manufacturera; hogares con servicios domésticos, servicios comunales sociales, y de salud.

Los sectores en los que se concentra el empleo de las mujeres son: comercio, hoteles y restaurantes; industria manufacturera; hogares con servicios domésticos, servicios comunales sociales, y de salud. Entre los hombres, el empleo se concentra en agricultura, ganadería, caza y silvicultura; comercio, hoteles y restaurantes; industria manufacturera y construcción.

Entre 2007 y 2015, el empleo creció en 177,314 puestos que fueron ocupados por mujeres y 315,755 que fueron ocupados por hombres (datos de columna I). Esto implica un crecimiento de 19.1% y 25.4% en el mismo orden (datos columna III).

Los sectores que más crecieron en empleo que fue ocupado por mujeres fue Otros (más de 2000%), suministro de electricidad, agua y gas (302.4%) y transporte, almacenamiento y comunicaciones (77.1%). La enseñanza tuvo una variación negativa, es decir disminuyó.

Los sectores que más crecieron en empleo ocupado por hombres son pesca (83%), suministro de electricidad, gas y agua (51.5%) e intermediación financiera e inmobiliaria (49.5%). Entre los hombres varios sectores redujeron su participación: explotación de minas y canteras, enseñanza, hogares con servicio doméstico y otros (columna III); rubros que en general emplean pocas personas.

Los sectores que más contribuyeron a la generación de empleo ocupado por mujeres fueron comercio, hoteles y restaurantes (9.8 puntos), hogares con servicios domésticos (3.3 puntos) e industria manufacturera (2.6 puntos). Los sectores que más contribuyeron a la generación de empleo ocupado por hombres fueron agricultura, ganadería, caza y silvicultura (8.5 puntos), comercio hoteles y restaurantes (5.8 puntos) e industria manufacturera (3.2 puntos)- columna IV.

Composición sectorial del empleo

La tabla 1 muestra información sobre la distribución del empleo en diversos sectores, desagregada por sexo, las tasas de crecimiento y la contribución a la generación de empleo de cada sector, en el período 2007 y 2015.




Una de las características de la discriminación en razón de género en el mercado de trabajo es la segregación ocupacional, es decir la concentración de mujeres y de hombres en determinadas actividades económicas. El gráfico 5 muestra la participación de mujeres y hombres por rama de actividad económica en el año 2015. En algunas ramas hay una concentración de mujeres, por lo que pueden calificarse como feminizadas y en otras hay una concentración de hombres, por lo que pueden calificarse como masculinizadas.

Las ramas de actividad económica feminizadas (con mayor cantidad de mujeres ocupadas) son: comercio, hoteles y restaurantes; enseñanza; servicios comunales, sociales y de salud; hogares con servicios domésticos y otros (organismos extra-territoriales).

Las ramas masculinizadas son: agricultura, ganadería, caza y silvicultura; pesca; explotación de minas y canteras; suministro de electricidad, gas y agua; construcción; transporte almacenamiento y comunicaciones; intermediación financiera e inmobiliaria y administración pública y defensa.

El sector que presenta más equidad es el de manufactura, aunque dentro de las áreas en las que subdivide esta rama hay concentración de mujeres y hombres en industrias específicas.

Estas concentraciones obedecen a los roles de género, es decir el papel, función o representación que juega una persona dentro de la sociedad, basado en un sistema de valores y costumbres, que determina el tipo de actividades que ésta debe desarrollar (recopilación de América Latina y El Caribe Genera Igualdad, PNUD). De tal forma, que las tareas que usualmente realizan las mujeres en el mercado de trabajo, son “extensiones sociales” del trabajo doméstico realizado al interior de los hogares: enseñanza, hogares con servicios domésticos, comercio, servicios sociales, comunales y de salud.

Participación de las mujeres en el mercado de trabajo creció solo 7% en 7 años.

La Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples, 2014; indica que las mujeres tienen una tasa de participación laboral de 47.8% y los hombres del 80.7%. En otras palabras, por cada 100 mujeres en edad de trabajar, solo 40 lo hacen; en el caso de los hombres equivale a 80 de cada 100.

Estos datos muestran un crecimiento del 7% con respecto al año 2007, cuando la tasa especifica de participación (PEA/PET), en el caso de los hombres era de 68.0% y la de mujeres es de 40.4%. Las variaciones han sido leves como puede verse en la tabla número 1 tomada del Informe de medición y caracterización del empleo generado para mujeres desde el sector público y sector privado, período 2009-2013 .



Entre las causas más frecuente que inhibe de trabajar a las mujeres, están las responsabilidades familiares socialmente asignadas.

Retomando los datos de la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples, 2014, la población en edad de trabajar es del 71% (4,527,736) de la población total del país, tomando en cuenta a las personas mayores de 16 años. Por zona geográfica, la tasa de participación global en el mercado de trabajo es de 59.4% en el área rural mientras que en el área urbana es de 64.6%, indica que en las zonas rurales la desventaja es mayor para las mujeres con relación a sus pares urbanas.

La Población Económicamente Activa (definida como la parte de la PET que realiza alguna actividad económica u ofrece su fuerza de trabajo al mercado laboral), está constituida por 2,842,997 personas. El 58.5% es representado por los hombres y el 41.5% por las mujeres. El 66.3% de la PEA reside en el área urbana, mientras que las personas que residen en el área rural representan el 33.7%.

El cuadro 2 indica la participación mayoritaria de las mujeres en sectores como comercio, hoteles y restaurantes, áreas con bajos salarios y condiciones precarias.

Por sector económico y zona de residencia, en el área rural las tres ramas que absorben mayor cantidad de población ocupada son Agricultura y ganadería (41.8%), comercio, hoteles y restaurantes (19.6%) e industria manufacturera (11.0%). En lo urbano estas ramas son comercio, hoteles y restaurantes (36.0%), industria manufacturera (17.0 %) y servicios comunales, sociales y de salud (9.1%).

El Informe de medición y caracterización del empleo generado para mujeres desde el sector público y sector privado, período 2009-2013, confirma como otros estudios realizados por ORMUSA, que los indicadores de los mercados de trabajo son desfavorables para las mujeres, porque ellas enfrentan menores tasas de participación en relación a los hombres, niveles salariales más bajos y se concentran en actividades de menores niveles de productividad.

Precisamente, las tasas de participación es la brecha más importante entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo y por ello, debería ser una prioridad estratégica en las política de empleo orientada a favorecer la igualdad de género, según el mismo informe, a fin de facilitar el ingreso de las mujeres en el mercado de trabajo y la obtención de ingresos monetarios para avanzar hacia el cumplimiento de estándares de trabajo decente. Agrega que el reconocimiento de las desigualdades en materia de empleo debe ser atendido con el involucramiento de otros sectores relacionados con la protección social, políticas sectoriales (educación, empleo, economía) y sistema de protección social.

Población ocupada según rama de actividad económica- Servicios
(Comercio, hoteles y restaurantes)

La actividad productiva se divide en tres sectores: primario, la agricultura y ganadería; secundario, industria manufacturera (incluyendo maquila) y construcción; y el terciario, que son los servicios: comercio, hoteles, restaurantes, electricidad, agua, etc.

El sector terciario se dedica a la prestación de servicios a personas y empresas, lo cual significa una gama muy amplia de actividades que está en constante aumento. Esta heterogeneidad abarca desde la tienda que está en la colonia, hasta las altas finanzas y el Estado; es un sector que no produce bienes, pero que es fundamental en una sociedad.

De acuerdo con datos de la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples 2010, se revela que existen 2,398,478 personas ocupadas, donde 704,138 personas están empleadas en el sector de servicios: Comercio, hoteles y restaurantes, esta es la rama ocupacional donde se encuentra la mayor cantidad de personas.
b

Como se puede observar de las 704,138 personas empleadas en el sector comercio, hoteles y restaurantes, 425,039 son mujeres, confirmando que la mayoría se emplea en este sector, catalogado según investigaciones como un trabajo precario. De hecho, según la EHPM, registra que de las 425,039 mujeres, que trabajan en este sector, 115,654 son mujeres en condición de pobreza extrema y relativa.

Por rangos de edad, son las mujeres de 25 a 34 años las que más se emplean en el sector de comercio, hoteles y restaurantes. Sin embargo, también se encuentra un grupo de 16,225 mujeres de 70 años a más empleadas en este sector.

Según la EHPM 2009, el sector servicios es la fuente de trabajo más importante para las mujeres. Esta Encuesta señala que en 2009, el 77.9% de las mujeres ocupadas se encontraba en el sector servicios, y los hombres en 45.33%; estos datos muestran la importancia de este sector como opción de empleo para las mujeres.

Es de tomar en cuenta que un rubro de crecimiento en el área de servicios son los Call Center, que generan alrededor de 12 mil empleos, especialmente para gente joven, ya que el 88% de la fuerza laboral tiene entre 18 y 35 años. El 56% es población que estudia y trabaja.

La EHPM 2010, también registra 98,482 personas que trabajan en el sector de servicios domésticos, donde 92,136 son mujeres y 6,346 son hombres.

Con respecto a los hombres la EHPM 2010, revela que de 2,398,478 de personas ocupadas, 482,195 se encuentran en la rama de agricultura, ganadería, y caza, de las cuales 429,992 son hombres y 52,203 son mujeres. Esta es la segunda rama de actividad económica después de la de comercio, hoteles y restaurantes donde más personas se emplean.

Las otras ramas de actividad económica son: pesca, explotación de minas y canteras, industria manufacturera, construcción, administración pública y defensa y servicio doméstico, entre otros.

Reflexiones:

En El Salvador, gran parte de la mano de obra femenina está empleada en el sector servicios, considerado como uno de los rubros que presenta menores niveles de productividad y precariedad laboral debido a los bajos salarios, largas horas de trabajo, no remuneración de horas extras, poco porcentaje de población cotizante especialmente en las mujeres (38.4% en 2010 y 68.8% para los hombres), entre otras irregularidades laborales.

En estadísticas de la Procuraduría General de la República y del Ministerio de Trabajo, este sector de actividad económica presenta los mayores niveles de denuncias por reclamos de prestaciones económicas.

En el caso de la PGR, el mayor índice de despidos y vulneraciones a prestaciones laborales fueron registradas en el área de Servicios alcanzando un porcentaje 36.38% del total de las personas atendidas. Sin embargo, el 72% aproximadamente corresponde a hombres y el 28% a mujeres, desconociendo si fueron más hombres que mujeres las personas agraviadas en sus derechos laborales o que se presentaron a solicitar los servicios de la institución. Habría que preguntarse por qué siendo mayoría las mujeres empleadas en este sector son menos las que denuncian o acceden a la justicia laboral.

Mujer y Mercado Laboral 2011. http://observatoriolaboral.ormusa.org/investigaciones/Mujer_mercado_laboral_2.pdf Fuente: Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples 2010, Mujer y Mercado Laboral 2011 de ORMUSA.

loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance